Existen varias definiciones de Terapia Ocupacional,  por lo que definirla con exactitud es tarea compleja. Quizás el concepto que más me gusta y con el que me identifico es éste:

 

Como se puede observar, el beneficio que aportamos al paciente, su familia y comunidad es elevado. Trabajamos para conseguir que el paciente tenga la máxima independencia posible a la hora de afrontar y desempeñar sus actividades diarias. Potenciamos aquellas habilidades y capacidades intactas y/o preservadas. Y todo con un fin: Entrenar al paciente para que tenga una mejor calidad de vida y dignidad.

Sin embargo, este objetivo no tendría sentido si no prestáramos atención a otros aspectos importantes en la vida del paciente, como sus recursos familiares, sociales y económicos, que sin duda son pieza fundamental para su recuperación y adaptación al nuevo estado de salud.

 

¿Qué objetivos tiene la terapia ocupacional?

Nuestros objetivos son múltiples, pero mencionaré los más relevantes a la hora de plantear un tratamiento.

Inicialmente, valoramos las necesidades que tiene el paciente en función del rol que desempeña o desempeñó antes de su estado actual de déficit, enfermedad o discapacidad.

Posteriormente, identificamos aquellas habilidades que el paciente necesita para seguir desarrollando su rol dentro de la sociedad, familia o comunidad.

Seguidamente, mejoramos, en la medida que sea posible, el desarrollo de dichos roles.

Y por último, capacitamos al paciente para que consiga satisfacer sus necesidades básicas (actividades de autocuidado e higiene personal) e instrumentales (actividades enfocadas a la utilización de recursos)

 

¿Cómo conseguimos estos objetivos?

Para ayudarte a comprender mejor como trabajamos, voy a describirte una serie de ideas que nos ayudan a conseguir los objetivos que nos proponemos con y para cada paciente.

Un aspecto importante para nosotros es valorar el estado de salud del paciente, tanto físico como mental, ya que es una pieza fundamental a la hora de establecer el tratamiento. Para tales fines, lo primero que hacemos es pasar una evaluación inicial, en la que evaluamos el desempeño que demuestra en sus actividades diarias, su trabajo y actividades productivas.

Para ello se evalúa:

  • Desempeño a la hora de desarrollar diferentes actividades. Orientación en tiempo y espacio, memoria, etc.
  • Reconocimiento y diferenciación de objetos y/o situaciones.
  • Interpretación de diferentes estímulos (sabor, olor, visión, audición, tacto).

Una vez realizada la evaluación inicial, diseñamos un plan de tratamiento individualizado en función de los resultados obtenidos.

A continuación te presento a grueso modo lo que hacemos en las sesiones de rehabilitación:

 

En lo referido a este aspecto quiero resaltar una idea muy importante “A la hora de diseñar y llevar a cabo estas actividades, no lo hacemos con el fin de entretener paciente para que no se aburra; no, todo lo contrario. Nuestro cometido es muy distinto, ya que las hacemos con un objetivo bien claro y definido, que es lograr que el paciente consiga la meta establecida por nosotros, como, por ejemplo, abrocharse los botones de sus ropas de vestir.

Hago hincapié en esto porque una parte de la sociedad tiene una visión equívoca  en torno a la figura del terapeuta ocupacional: que trabajamos solo con personas mayores a los que entretenemos con juegos para que pasen un buen rato. No sólo trabajamos con personas mayores, y cuando lo hacemos, hacemos uso de actividades rigurosamente seleccionadas que les ayuden a ser independientes cuando estén solos en casa o en su lugar de residencia.

 

¿En qué áreas desarrollamos nuestra actividad?

Los terapeutas ocupacionales no sólo trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, sino que abarcamos otras áreas o campos de actuación, como son:

Salud mental

Geriatría

Discapacidades físicas y sensoriales

Trastornos neurológicos y postquirúrgicos

Discapacidad Intelectual

Pediatría

Exclusión social

Drogodependencias

Docencia e investigación

Rehabilitación laboral

Productos de apoyo y adaptación del entorno

Para trabajar en estas áreas es importante, como en otras muchas otras carreras profesionales, estar especializados.

Como has podido leer, nuestra labor dentro de la sociedad es amplia y variada. En todo momento nuestro objetivo es el estudio de la persona y las actividades que desarrolla dentro del entorno en el que vive.